Por que se estropean los alisados de cemento. Claves para construir pisos más durables y resistentes.

  • Defectos en los pisos de cemento 
  • El síntoma pisos agrietados, figurados o con micro fisuras.
  • El diagnóstico exceso de humedad en el contrapiso, golpes y sobrecargas.
  • Los pisos de cemento alisado tan de moda últimamente en casas y tan útiles en la industria, tiene sus bemoles cuando no están bien construidos: se pueden resquebrajar como tierra seca y es común que se fisuren y agrieten. También suelen presentar desniveles entre paños y juntas de dilatación muy marcadas.
    Todos estos problemas tienen diferente origen  y, por lo tanto, distintas soluciones. Cuando la causa del desperfecto es una fuerte humectación del contrapiso la solución es extraer el agua contenida en la masa del piso a través de evaporadores  estáticos de canales o ladrillo hueco  colocados en el contrapiso. Estas canalizaciones  deben tener una ventilación en sus extremos. De todos modos, después del secado hay que rehacer el alisado.
    La fisuración también se puede originar por una sobrecarga muy fuerte, ya sea puntual o uniformemente distribuida, sobre un contrapiso seco, pero apoyado sobre un terreno  de media o baja capacidad portante. En este caso se manifiestan depresiones tipo valle acompañadas por elevaciones en forma de cresta.  Este fenómeno se ve en playas de maniobras de vehículos y en galpones donde los auto elevadores hacen maniobras de giro y frenados bruscos en un radio corto. No tienen sentido en estos casos rehacer el piso de cemento alisado sino se refuerza el sustrato.
    Antes de ejecutar este recalce hay que evaluar si se justifica ya que su costo implica hacer un análisis del suelo. En la mayoría de estas situaciones se hace necesario remover el contrapiso, ejecutar una subrasante compactada con suelo cemento o suelo cal de unos 20 centímetros y colocar una manta de polietileno de 200 micrones. Luego, rehacer el piso con poco agua de amasado, dejar ventilar todo el tiempo que sea posible  y aplicar como terminación el cemento alisado.
    Para obtener un buen resultado se deberá trabajar en paños no mayores de 12 metros cuadrados y, en lo posible, en anchos menores a 1,50 metros.
    Es muy importante la ubicación de las juntas de dilatación. En el caso que se usen separadores entre los paños (flejes de acero inoxidable, bronce, madera o cualquier otro material de inclusión) es ahí donde deberá realizarse la junta. Estos pisos permiten la incorporación de piezas de decoración  o guardas de diferentes materiales como cerámica, mármoles, granitos, vidrio o venecita.
  • Cómo se hacen. La ejecución de estos pisos tiene algunas condiciones básicas:
    Espesor: entre 50 y 70 milímetros.
    Materiales: una malla de armado interior de hierro del 4,2 o del 6 (si es galvanizada, mejor), y que el dosaje estará dado por una parte de cemento, 1,5 partes de arena tamizada y cuatro partes de piedra partida tipo “Binder”. En el agua de amasado, que debe ser la mínima posible, puede incorporarse un hidrófugo y un ligante acrílico. El agregado grueso no puede ser canto rodado.
  • Aplicación: una aplicación final complementaria es el espolvoreo sobre la mezcla aun fresca de algún endurecedor de superficie, que es compuesto no metálico de partículas minerales o copolímeros acrílicos resistentes a los ataques químicos y de buena compatibilidad con los cementos. Debe ser mezclado  con el cemento en el dosaje de 1 a 1 y el consumo oscila entre 1,5 y 3 kg/m2.  Si se desea alguna coloración en particular, es posible lograrla en una amplia gama de colores. No se debe descuidar el hecho de evitar transitarlo antes de 48 horas, siendo ideal una semana.
    El curado: para lograr un buen curado se debe rociar agua en forma de aspersión  muy fina durante un mínimo de tres días o bien utilizar curadores  químicos. Una vez secos se lo puede pasar una lija muy fina (grano 200) para eliminar alguna pequeña imperfección, sellar luego con alguna silicona al solvente por única vez para posteriormente mantenerlo en buen estado mediante la aplicación de ceras para pisos.
    Es importante la utilización de endurecedores  ya que estos pisos son muy sensibles a la abrasión  y, de no tener este producto, su desgaste nunca será parejo. Un rodillado es aconsejable en escaleras o superficies que necesitan ser antideslizantes.
    En caso de tener que reparar fisuras o grietas, no debe prescindirse de utilizar productos ligantes acrílicos como puentes de adherencia entre el material existente y el nuevo. Lo mas conveniente es utiliza, en los morteros de separación, arenas de diferentes granulometrías a los efectos de lograr mayor compacidad.
    Los pisos nuevos son alcalinos y, en función de esto, no se deben pintar antes de los 180 días o eliminar esta condición mediante un ataque con ácido muriático, que dará mejor anclaje mecánico y evitara la saponificación de la pintura.

Arquitecto Eduardo W. Gordín – Especialista en Patología de la Construcción
Artículo Publicado en Clarín – Diario de Arquitectura / 08.03.2005

Complete el siguiente formulario y nos pondremos en contacto a la brevedad